El síndrome de Alexandria, ¿verdad o mito?

Estudios realizados en cuentos y leyendas, revelan una extraña mutación genética que en la antigüedad se presentaba en hombre y mujeres que nacían con ojos grises o azules y con el paso del tiempo a cierta edad se convertían en violeta, en la actualidad no existen los ojos color violeta y no hay registro de alguien que naciera con esta mutación.

Te pasamos el dato

El síndrome de Alexandria, ¿verdad o mito?

El mito cuenta que los que padecen esta mutación nacen con los ojos azules o grises. Sin embargo, seis meses más tarde, el color comienza a variar hasta formar un color de ojos púrpura increíblemente hermoso.

Entrada la pubertad, no se desarrolla ni vello facial, ni púbico, ni axial. Sin embargo, el cabello, las cejas y demás siguen creciendo. Entre los europeos con ojos de color azul, son normales estas características.

En las mujeres tiene más efecto pues impide la menstruación pero siguen siendo fértiles. Dicen que la vista de los que padecen esta mutación es perfecta y que nunca desarrollan un problema en ella.

Su sistema inmunológico es increíblemente resistente a muchas enfermedades, además, su piel es pálida y resistente al sol, es decir, no se queman ni se ponen morenos. Nunca suben de peso y su media de vida son los 130 años.

Científicamente los ojos azules en ciertas condiciones climáticas y con la luz del sol en torno rojizo pueden tornarse color violeta o purpura, un atardecer y amanecer así como una aurora boreal, pudo crear el mito del síndrome de Alexandria.

Los ojos de color azul o celeste contienen bajas cantidades de melanina en la parte anterior del iris. De esta forma, la luz se dobla cuando incide con el colágeno, siendo reflejado el azul. Genéticamente es la conjugación de los alelos recesivos de los genes EYCL1 y EYCL3.

Image not available

Te pasamos el dato

El síndrome de Alexandria, ¿verdad o mito?

Aparecieron por primera vez hace 10.000 a 6.000 años, al noroeste del mar Negro, producto de la mutación genética de un solo individuo. Actualmente son relativamente comunes en varias zonas de Europa y fuera de este continente en algunas áreas con poblaciones de ascendencia europea. La población mundial de ojos azules se encuentra en un 10%.

Actualmente es considerado el síndrome de Alexandria como una leyenda o mito urbano que se ha extendido actualmente por internet y redes sociales. Sin embargo si hay fotos y testimonios de gente que vio a una persona o familiar con los ojos violeta, producto de la condiciones ambientales reflejado en los ojos azules.

Netnografía

Publicado en Te pasamos el dato.